Sierra Bernia (senderismo).

             Con mucho cuidado metemos en el frigorífico de los Villamediana el pastel de chocolate que Marietta nos ha preparado el día de antes, y dejamos a buen recaudo la botella de rioja sobre el aparador de la cocina. Las presentaciones han sido rápidas, Lola encaja perfectamente y los anfitriones son inmejorables.Imagen 099

                A los pies de la bella sierra de Bernia nos encontramos con Juanjo y  Mariano. Ambos son de Polop, una de las muchas perlas que la provincia de Alicante esconde entre los pliegues de sus montañas. Curiosamente, ellos ya conocen a Lola, nos conocimos todos el mismo día, hace ya más de un año, pero esa es otra batallita que ya os contaré algún día.

Imagen 059

                Aparentemente el itinerario de nuestra ruta es muy similar a la que todos suelen hacer, y que llaman  “ La circular de Bernia”, pero el Apegao siempre disfruta sacando un as bajo la manga y nos dice que hay unas variaciones que van a amenizar mucho la mañana y nos pondrán un poco a prueba nuestro vértigo.

Imagen 069

                El ascenso comienza en fila india, el cielo está nublado y con un travieso vientecillo que nos acaricia y refresca levemente. Abajo dejamos los pinares tupidos, y las urbanizaciones. A medida que ascendemos vamos contemplando la bahía de Altea, lo grandioso del acantilado de Toix y al frente Sierra Helada, majestuosa y vigilando Benidorm muy de cerca.  Los tímidos rayos de luz que llegan al espejo de mar se tornan plomizos, juguetones con la gama de grises y azules disipados.

Imagen 061 Imagen 068

                Un buen trote entre roquedos, y senditas casi inexistentes nos conducen al primer punto en el que paramos a ver lo majestuoso del paisaje, mar y montaña insertados en la misma diapositiva.

Imagen 073

                Llegamos al tan famoso “Forat”, y sin marear mucho la perdiz, de uno en uno nos vamos arrodillando y atravesándolo. Yo me quedo a la retaguardia para intentar hacer algún buen que otro contraluz. Este agujerito es un tubo excavado en la montaña posiblemente a golpe de barreno y pico. Comunica las dos vertientes de una forma inmediata y hasta casi diría yo que instantánea. Al salir del túnel las vistas panorámicas son grandiosas, majestuosas, estamos rodeados por una cadena de montañas que mueren a los pies del mar. El  Puig de la Lorença en Benitachell y el peñón de Ifach en Calpe son los referentes que se atreven a romper la línea de costa.

Imagen 072

                Por una algaida y retorcida senda, bajamos un poco. Está todo resbaladizo, el relente matinal sigue humedeciendo las umbrías y las rocas por las que a veces hemos de bajar arrastrando los culetes. Entre conversaciones vamos siguiendo la cicatriz que rompe la ladera y nos va mostrando los caprichos botánicos y geológicos del lugar. Los agentes erosivos han tenido y tienen mucho afán en moldear esta sierra, y les felicito, pues las crestas, oquedades, salientes y laderas, son muy propias e irrepetibles.

Imagen 075

                Pero en la montaña y con Luis Villamediana de cicerone, bajar es un capricho que se ha de saborear rápido pues su sentido natural es todo lo contrario. Así es que abandonamos el confortable sendero y ante nuestros ojos se alza imponente un pedregal abismal, con las marcas que los antecesores a nuestro paseo han ido marcando con sus botas. La pendiente es dura, lo resbaladizo del terreno dificulta a la hora de mantener una postura estable. Mariano se escapa del grupo, cual cabritillo ágil, le vemos en la zona alta haciendo fotos y disfrutando del regalo que semejante altozano le presenta. Tras unos minutos agónicos en los que todos hemos sudado la gota gorda, nos acomodamos en una atalaya de piedra en la que decidimos hacer un alto y abrir las mochilas. Bocadillos fuera y escuchando la musiquilla que la diminuta radio que Mariano enciende, pasamos unos minutos de buena conversación y degustación de todo lo que hemos escondido en las mochilas a primeras horas del día.

Imagen 083

                Para escapar de  nuestro nido de águilas tenemos dos de las primeras pruebas divertidas que la ruta nos depara. Primeramente hemos de subir un risco sujetándonos de una cuerda anudada. De uno en uno y sonrientes, afrontamos semejante columpio con diversión. Seguidamente, llegan las risas, hay que hacer una bajada de la misma manera, a modo de rápel, en donde Lola se distingue en postura y compostura. Yo, me desequilibro un poco y parezco un bulto en manos de una empresa de mudanzas de tercera o cuarta categoría. El resto desciende suavemente.

Imagen 089

                Entre roquedos y crestas vamos acercándonos al medio día, las panorámicas cada vez son más bonitas y amplias, nuestra altitud es también cada vez mayor y eso mejora la óptica con la que gozamos de la geografía alicantina. Hay un momento en el que los perfiles rotos y desquebrajados tienen de fondo el espejo de mar, plateado, salpicado con las sombras de las nubes, es una imagen preciosas y paradójica, a tantos metros de altura se contempla el perfil de la montaña y el mar tapizando sus espaldas.

Imagen 092

                No pensé que nos aferraríamos a tantas cuerdas y cadenas como lo estamos haciendo, pero lo que no me hubiese imaginado jamás, es que vamos a subir por una grieta de una pared rocosa en la que si el guía no nos dice que es posible, jamás hubiese imaginado que lo fuese.

Imagen 094 Imagen 096 Imagen 097

                De uno en uno, vamos acariciando la piedra desnuda y subiendo verticalmente desafiamos el obstáculo con energía y alegría, nos estamos divirtiendo muchísimo y a la par haciendo una buena jornada deportiva, los muslos se están ganando bien el almuerzo y el arroz que les espera en el Albir.

Imagen 095

                Una foto como recuerdo es fundamental, el vértice geodésico de la cima nos agrupamos y nos inmortalizamos digitalmente. Imágenes que en el futuro dará gusto recordar, pues la mañana está siendo de sobresaliente alto, el ambiente inmejorable y las fuerzas siempre de nuestra parte, sin abandonos ninguno.

 Imagen 137

                Al descenso nos encontramos nuevamente con pasos que requieren de una cadena para ser superados, pero ya no nos importa, vemos como el canchal nos va a ir diluyendo como hace con las aguas de lluvia hasta las ruinas de la fortaleza. Mariano afronta el descenso por la tremenda, saltando, brincando y levantando un impresionante alboroto, corre al estilo Arruí hasta llegar a la praderita.

Imagen 108 Imagen 098  Imagen 104

                En este tramo ya nos encontramos con más personas que disfrutan de la mañana y de esta sierra, estamos en un tramo más convencional y frecuentado de la zona.

                A lo largo de la mañana, tanto Mariano como yo, vamos siempre al quite, y que mejor manera de acabar la ruta que corriendo cuesta abajo y por los riscos, pisando una fina senda. Obviamente el montañero sólo hace que esperarme a cada recodo, es más ágil y experimentado que yo, a la par de más rápido, pero yo le persigo. Y así, atolondrados llegamos a los coches, donde esperamos unos minutos hasta que el grupo se completa.

Imagen 127 Imagen 115 Imagen 116 Imagen 117 Imagen 120 Imagen 121

                Ha sido una gran mañana en la que hemos metido en un crisol: deporte, amistad, deportividad, diversión, buenos bocatas y dosis de entusiasmo. Todo ello no podía augurar otra cosa que un final feliz.

Imagen 151 Imagen 132 Imagen 143 Imagen 147 Imagen 149

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lola Roselló dice:

    Bonita crónica y bonito día!! Tuvimos unos guias inmejorables y los mejores anfitriones!!

    Me gusta

    1. Tú si que eres bonita !!!!

      Me gusta

  2. mariarp2013 dice:

    Madre mia…uff…os veo..y me muero de vértigo, solo de pasar las fotos!!! jajaja!!!
    No me extraña que mi hermana y tu estéis en plena forma, si todo lo quemáis por Dios!!!
    Que fieras!!
    Un abrazo Luis♥

    Me gusta

    1. Marietta, si fuímos capaces de llegar tan lejos fue porque teníamos esperando en el frigorífico tu pastel de cocholateeeeeee !!!!!!!!!!

      Un saludete montaraz !!!!!!

      Me gusta

Deja tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s