Navela Trail ’19

Hoy es mi segunda andadura montaraz en esta nueva etapa deportiva y vital. A la que me estoy enfrentado con uñas y dientes, ya que una pátina de pereza, molicie y desánimo ha cubierto mi incólume ánimo deportivo los últimos dieciocho meses de convalecencia. Quienes me conocéis sabéis que rendirme: ¡Jamás! Así que acompañado de mi buen amigo Mario Lorente, voy a recorrer algunas de las coquetas sendas que este Valle de Ricote guarda celosamente. Sigue leyendo

La rambla del Carcelín de Ojós.

Hoy estreno compañeros de ruta.

El  espeso y amargo sabor de un café amalgama amistad, curiosidad, expectativas, buenos deseos y una amena conversación a tres. Eduardo y Mario, van a conocer en la jornada de hoy  uno de los bellos rincones que esconde y guarda celosamente el Valle de Ricote. Donde como si fuese un endiablado crisol  se entremezclan endemismos botánicos, curiosidades entomológicas, un sinfín de pajarillos que harían disfrutar a cualquier ornitólogo, lecciones magistrales de geología y el inevitable paso del hombre por unos predios cargados de historia.

Sigue leyendo

La ventana.

Estar vivo conlleva movimiento continuo. Consecuencia directa de ello es nuestra curiosidad, la necesidad de conocer, el afán por descubrir experiencias que nos aporten placer. En este vaivén diario afrontamos cambios drásticos: cambios de trabajo, de actividad deportiva y por avatares de la vida, cambios de domicilio.

  Sigue leyendo

La caja.

   Apenas despuntan los primeros rayos de luz de la mañana. Se acaba la primavera, y las lluvias de abril han empapado la sierra, dando de beber a tantas raíces adormecidas tras el invierno, que es difícil imaginar cual ha sido el efecto revitalizante que han producido en esas leñas vivas, subterráneas y pilosas. Sigue leyendo

Sierra del Castillo Trail’18

La mañana montaraz acaricia mi faz nada más abrir la puerta del coche. Estoy en Ulea, a los pies de la sierra del Castillo. Bello baluarte pétreo que defiende a la “Bella Prisionera”, que así es como antiguamente se referían cuando hablaban de esta joyita del Valle de Ricote. Sierra que parapeta a otra más rotunda: La Navela.

La piel se me eriza suavemente al quitarme la sudadera y sentir el abrazo del sol, el olor a cañaveral y  vergel. Contra un bello murete bien encalado hago unos estiramientos suaves, los propios para indicar a mi cuerpo que nos vamos a poner en marcha en breve. Frente a mí contemplo Villanueva del río Segura, otra postal en este idílico y bucólico valle antaño oasis morisco.

Sigue leyendo

Gigante de Piedra 2018

  Aquí estoy, en el vagón de cola, cómo de costumbre en mí a la hora de salir en una competición. No importa, no voy a disputar el podium, tengo tiempo de ponerme en carrera y  alcanzar mi posición. La tímida mirada de la luna es mi compañera a pesar de estar rodeado por más de seiscientas almas. Mi cuerpo sufre oleadas de emociones: nerviosismo, tensión, miedos, anhelos, deseos, retortijones (esos nunca faltan en la línea de salida por muchos años que pasen), esperanzas de acabar incólume y ganas de dar la primera pedalada.  Mi corazón no sabe como comportarse, teme latir demasiado rápido, sufre por no dar la talla cuando sea necesario, se amontona y tropieza consigo mismo torpemente, la pantalla del gps es como un bingo, las cifras suben y bajan atolondradamente. Respiro profusa y hondamente, necesito relajarme. Siento como un temblorcillo se ha apoderado de toda mi musculatura. Castañeteo levemente mis dientes mientras escucho la voz de Manolo Mallol, pidiéndonos un minuto de silencio por un compañero, que ya sólo puede pedalear en el azul más inmenso y celestial.

Sigue leyendo

101 kms de La Pila

Íbamos a ser tres jinetes emulando a los del Apocalipsis, tres locos sobre monturas de carbono herradas con tubeless, tres aspirantes jugando a ser gigantes de piedra con almas de pecador. Tres ciclistas con hambre de kilómetros, ganas de sufrir hasta la extenuación, almas con ganas de conocer el cansancio y también descarnarse en el fuego del dolor. Pero el libro del destino no ha querido que en sus páginas pueda escribirse el nombre de Emilio esta mañana. Un catarro y las bajísimas temperaturas han hecho que este aspirante a gigante pétreo se quede al calor de las calderas de Pedro Botero en el Averno, en ciernes de recuperarse para estar exultante para la próxima cita.

Sigue leyendo

Domadores de Volcanes (etapa II)

TINAJO – ÓRZOLA, etapa II

He pasado una muy mala noche, no he podido dormir mucho. Las piernas las he sentido como si estuviesen llenas de hormiguillas que corretean por el interior. Mis jugos gástricos han estado jugando con la cena traviesamente, mis pensamientos amontonados y desmadejados. Nervios también hay que echar a este puchero insomne, una receta explosiva si te acuestas temprano con la intención de descansar y desear afrontar el nuevo amanecer con fuerzas y energías renovadas.

Sigue leyendo

V Desafío El Calar del río Mundo

Capítulo I

“El tesorillo de Riópar”

salida 1  Aún no he abierto los ojos, yazco cómodo, caliente, bajo mi túnica de lana, arrebujado en el contubernio frente a mis compañeros de centuria. Apenas voy siendo consciente de que la jornada arranca, la luz inunda mis ojos y poco a poco voy desperezándome. Hoy tengo una ardua y complicada misión que acometer. Ser rápido y resistente hace que me elijan siempre para este tipo de misiones. No puedo esperar al toque matinal, he de presentarme ante el centurión y el pilus prior más veterano que hace de Comandante de nuestra cohorte, me darán las instrucciones de mi secreta misión y me asignarán dos compañeros procedentes de otras provincias del Imperio. Ioannes e Icum, son quienes van a correr a mi lado, dándome relevos y fuerzas, hasta conseguir acabar nuestra misión.         Sigue leyendo

5º Triatlón de Montaña de Cofrentes

                Kashmir, de Led Zeppelin, inunda el interior de mi coche, esos acordes orientales mezclados con la luz del medio día primaveral, ilusiones, ansias de correr una prueba totalmente nueva para mí, la paz de quien viaja sin prisa, el calorcillo de unos poderosos rayos de sol y un paisaje que se aleja de Murcia para adentrarse en La Mancha montañosa, son  únicos, deleitantes, especiales, mis compañeros de ruta.           Sigue leyendo

Resumen fotográfico de 2016

Ha sido un año extraño, en el que las lesiones y accidentes han sido la tónica dominante. Muy a pesar de la desconcertante alineación de los astros, he conseguido rehacerme, rehabilitarme y llenarme de ánimos.

Año en el que he visitado la amarga hiel del dolor y el sabor de la miel, pues el mismo día que cumplí los cuarenta y cuatro años subí al podio por primera vez en mi vida, junto a Roberto del Fresno. Fin de semana que jamás olvidaré.

Ha sido una docena de meses plena de amigos y buenas rutas.

Espero y deseo que 2017 esté carente de lesiones,  rebosante de carreras, rutas, cervezas, mancuernas, dolor de piernas y sudores extenuantes inolvidables.

Os dejo un pequeño resumen fotográfico en el que os muestro al Sincrolador en estado puro.

img-20161003-wa0005-1-1

Sigue leyendo